CASO 3

“NO TENEMOS MAS QUE MOVIDAS Y CONFLICTOS, LA MITAD DE LOS DEPARTAMENTOS NO SE HABLAN, Y ESO RALENTIZA MUCHO LOS PROCESOS Y HACE QUE NUNCA ALCANCEMOS LOS OBJETIVOS”

 

La capacidad de gestionar conflictos es una de las fibras más sensibles de una organización. Las relaciones se deterioran no por lo que nos decimos sino por lo que no nos decimos, por lo que podemos decir que el conflicto no es sino una conversación pendiente.

 

Es imposible generar un buen Clima Laboral si antes no somos capaces no ya de consensuar todo,  pero sí de alinearnos con objetivos conocidos, y de gestionar los conflictos, es decir, de dotarnos como equipo de unos indicadores de compromiso para ponernos de acuerdo cuando no estamos de acuerdo para fortalecer el músculo del compromiso y de la confianza.